Translate

lunes, 8 de abril de 2013

PICASSO Y LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA.





Donde se cuenta la escasa relación entre Picasso y el Gobierno republicano español en las fechas previas al “Guernica”



     Cuando a Picasso le encargan una obra de carácter propagandístico para el Pabellón español de París de 1937, el artista es conocido a nivel internacional, pero su relación con la II República española es de indiferencia mutua; llevaba más de 25 años viviendo en París y no había expuesto su obra en España desde que dejó Barcelona en 1904.



     Los únicos momentos de aproximación sucedieron en 1933 cuando el Director General de Bellas Artes, Ricardo Orueta, le propuso una exposición en Madrid que frustró, por enemistad, el embajador en París Salvador de Madariaga (se llevó a cabo, sin éxito, en la Sala Esteva de Barcelona en Enero de 1936 y posteriormente en Bilbao y Madrid)

                                                           
                                                           




     y cuando fue nombrado Director Honorario del Museo del Prado el 19 de Septiembre de 1936, empezada ya la guerra, por el interés propagandístico de jugar con su prestigio; cargo del que nunca llegó a tomar posesión.

     

     Esta desafección hacia el Gobierno de la II República se deja notar en los bocetos preparatorios y en el “Guernica” definitivo, como veremos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario